viernes, 30 de octubre de 2009

CIUDAD DE ROMA

Pinchar para ver la foto ampliada.

Las siete colinas de Roma son una serie de promontorios que históricamente han formado el corazón de la ciudad de Roma. Situadas al este del río Tíber, este conjunto geográfico ha protagonizado numerosísimos pasajes literarios y son una referencia muchas veces repetida en la cultura popular.

Las siete colinas de la Roma antigua eran:

  • el monte Aventino (Collis Aventinus), (47 metros de alto).
  • el Capitolino (Capitolinus, que tenía dos crestas: el Arx y el Capitolium), (50 metros de alto).
  • el Celio (Caelius, cuya extensión oriental se llamaba Caeliolus), (50 metros de alto).
  • el Esquilino (Esquilinus, que tenía tres cimas: el Cispius, el Fagutalis y el Oppius), (64 metros de alto).
  • el monte Palatino (Collis Palatinus, cuyas tres cimas eran: el Cermalus o Germalus, el Palatium y el Velia), (51 metros de alto).
  • el Quirinal (Quirinalis, que tenía tres picos: el Latiaris, el Mucialis o Sanqualis, y el Salutaris), (61 metros de alto).
  • el Viminal (Viminalis), (60 metros de alto).


El río Tíber

Es el tercer río más largo de Italia (después de los ríos Po y Adige), con una longitud de 405 km.Nace en los Apeninos, en el monte Fumaiolo, en la región de Toscana, y atraviesa las de Umbria y Lazio, pasando por las ciudades de Perugia y Roma. Desemboca en el mar Tirreno, el cual alcanza dividido en dos brazos en Ostia, el Isola Sacra (al sur) y Fiumicino (al norte). En su curso hay numerosos puentes algunos de ellos de gran valor histórico-artístico.

MURALLAS DE ROMA
Las Murallas servianas eran una barrera defensiva construida alrededor de las ciudad de Roma al principio del siglo IV a. C. Las murallas tenía una anchura de de 3,6 metros y una longitud de unos 11 kilómetros, con más de una docena de puertas.
El nombre hacía honor al Rey de Roma, Servio Tulio. Aunque el trazado parece datar del siglo VI a. C., los restos actuales que se conservan datan del periodo final de la República Romana.


El Foro Romano

El foro era el lugar público donde tenía lugar la asamblea del pueblo, con el tiempo se convirtió en el centro político, religioso de negocio y de vida social de la ciudad, donde se encontraban los principales edificios de la ciudad: Templos, arcos triunfales, pilares, estatuas, etc.
Originalmente era un terreno pantanoso, drenado por los Tarquinios con la Cloaca Máxima y estaba situado entre las colinas del Palatino, Capitolio y la colina del Quirinal. La belleza del foro se intensificó con la construcción de los templos de Saturno, Cástor y Pólux, y de la Concordia. El primer palacio de Justicia, la Basílica Porcia, fue construido en el 184 a.C. le siguieron los de Emilia, Sempronia y Opimia.
La Vía Sacra, un camino procesional, cruzaba el Foro Romano conectándolo con el Coliseo. Simbolizando la transición entre dos periodos, el Foro es dividido por el Templo de Julio Deificado, construido por Augusto donde había estado la pira de Cesar.
En el foro podemos encontrar los restos de muchos monumentos y edificios como:
Templo de Cástor y Pólux, Templo de Júpiter, Templo de Rómulo, Templo de Saturno, Templo de Vesta, Templo de Venus y Roma, Basílica Emilia, Basílica Julia, Arco de Septimio Severo, Arco de Tito, Rostra, Curia Hostilia, sede del Senado, Basílica de Majencio y Constantino, Tabulario, Templo de Antonino y Faustina, Regia, Templo de Vespasiano y Tito, Templo de la Concordia.
La Columna de Focas, último monumento construido en el Foro data de la Edad Media. Posteriormente fue abandonado y sus edificios se fueron expoliando y enterrando con el tiempo bajo escombros. Aunque hubo algunos intentos de restauración, no se inició una limpieza exhaustiva del Foro hasta la llegada de los arqueólogos de, llegado a ser completamente excavado a principios del siglo XX. Actualmente se muestran juntos restos de varios siglos, debido a la práctica romana de construir sobre ruinas más antiguas.

Actualmente es famoso por sus restos, que muestran elocuentemente el uso de los espacios urbanos durante el Imperio Romano. El Foro Romano incluye los siguientes monumentos, edificios y demás ruinas antiguas importantes:

Un camino procesional, la Vía Sacra, cruza el Foro Romano conectándolo con el Coliseo. Al final del Imperio perdió su uso cotidiano quedando como lugar sagrado.

MERCADO DE TRAJANO

Considerada en la antigüedad una de las maravillas del mundo clásico, hoy vemos sólo una parte de aquel esplendor. El complejo de 150 locales fue proyectado en el siglo II por Trajano. Hacia Via Nazionale se encuentra la gran sala que es el centro del complejo, y en el interior del área arqueológica se puede visitar el Museo Palatino. El edifico consiste en un gran hemiciclo de dos pisos con una torre construida en el siglo XIII para defensa. El Mercado de Trajano podría considerarse el primer centro comercial cubierto de la historia.

Los Palacios Imperiales

La residencia más grande e impresionante de Roma fue construida a finales del siglo I d. C. por el emperador Domiciano (81-96 d.C.), y cubría toda la zona central del Palatino. Residencias imperiales en el Palatino. El Palatino es colina histórica romana. Fue la cuna de Roma, aquí fue trazado el surco de Romulo y la residencia de los reyes. Por eso la colina fue elegida como Residencia de los Césares.

ARCOS DEL TRIUNFO

-Un arco de triunfo es un monumento construido para conmemorar una victoria militar, aunque en realidad se usó para festejar a un gobernante. Los primeros arcos de triunfo fueron levantados por los romanos en la Antigüedad y cada uno estaba dedicado a un general victorioso. El arco de triunfo clásico es una estructura autónoma, bastante separada de las puertas o murallas de la ciudad.

· Arco de Constantino:
Es el más grande de los arcos triunfales romanos, con 25 metros de altura, y fue erigido en el año 313 para conmemorar la victoria de Constantino sobre Majencio, en el momento en que Roma iniciaba su decadencia en favor de Constantinopla.

· Arco de Tito:
El arco de Tito se encuentra en el punto más alto de la vía Sacra y fue construido en el año 81 en memoria de las victorias de Vespasiano y de Tito. Tiene un único arco, semicolumnas acanaladas y un ático superior.

EL COLISEO

El símbolo de todo un Imperio. Ese es el Coliseo de Roma. La muestra de todo el poder de una ciudad sobre un vasto Imperio dominado hasta los mismos límites de Oriente.

Fue mandado construir por Vespasiano en el año 72 d.C., e inaugurado por Tito en el 80 d.C., tras celebrar una serie de fastuosas ceremonias y espectáculos que duraron 100 días. Tuvieron lugar luchas a muerte de gladiadores, peleas de animales salvajes, y la entrada fue gratuita. Casi 55.000 espectadores que entraban por 80 bocanas y que los conducían por pasillos hasta las 160 bocas de donde se llegaban a los graderíos. Entre los siglos V y VI se prohibieron las luchas de gladiadores y de animales salvajes, y es en el siglo XIII cuando el Coliseo se convierte en fortaleza.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada